Si hay que hacer la declaración de la Renta de una persona fallecida en el 2017, los herederos deben presentar la misma en el plazo estipulado para cualquier Renta normal, es decir, hasta Junio de 2018.

Si la declaración resulta a devolver, es preciso presentar además el MODELO H-100, aportando una serie de documentos que a continuación detallamos:

  • Certificado bancario de titularidad de la cuenta en la que se solicite la devolución, certificado de defunción, testamento, etc.
  • Si la devolución solicitada supera los 2.000 euros, también debe presentarse copia de la liquidación del Impuesto sobre Sucesiones (ISD), para comprobar que los herederos han computado la devolución del IRPF a su favor como mayor valor de la herencia.