Fiscal: Próximo a finalizar el año, es el momento de llevar a cabo alguna acción que permita reducir el IRPF de 2019

  • Planes de Pensiones: Si hace aportaciones a su plan de pensiones reducirá la base imponible de su IRPF hasta el límite del 30% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas, con un máximo de 8.000.-€. Dependiendo de su nivel de Renta, puede tener ahorros de hasta el 45% de los importes que invierta. Por otro lado, si está casado/a, además de la reducción que aplique en su base imponible por las aportaciones efectuadas a su propio plan de pensiones, también puede disfrutar de una reducción por las aportaciones que efectúe al plan de su cónyuge, con un máximo de 2.500.-€ anuales. Para ello es necesario que su cónyuge no obtenga rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas (o que, si los obtiene, éstos sean inferiores a 8.000.-€ anuales).
  • Por otro lado, si tiene derecho a la deducción por adquisición de vivienda habitual (es decir, si la adquirió antes de 2013), verifique si puede efectuar una amortización anticipada del préstamo que solicitó para financiar la compra de su vivienda. Las sumas que pague durante el año (el pago mensual más la amortización anticipada), disfrutan de una deducción en la cuota del IRPF del 15%, hasta el límite de 9.040.-€.