Tanto las empresas como los particulares residentes en España que sean propietarios de bienes y derechos que estén situados en el extranjero pueden estar obligados a declarar los mismos en Hacienda presentando el modelo 720. La declaración correspondiente a cada año debe presentarse anualmente de forma telemática entre enero y marzo del año siguiente.

Los bienes y derechos a declarar, se dividen en tres grupos:

  • Cuentas y Depósitos bancarios
  • Valores, derechos, seguros y rentas
  • Inmueble

Cuentas a declarar:

  • Saldos globales superiores a 50.000.-€
  • Aumento de saldos globales de más de 20.000.-€

Régimen sancionador:

  • Sanción por datos omitidos: 5.000.-€/dato. Mínimo 10.000.-€. Fuera de plazo sin requerimiento 100.-€/dato. Mínimo 1.500.-€
  • No prescripción
  • Sanción por no ingresar: 150%

Más información en www.gironasociados.com