El 31 de marzo finaliza el primer plazo que tienen los autónomos para cambiar su base de cotización en 2019.

Los autónomos pueden cambiar su base de cotización hasta cuatro veces al año en los siguientes plazos:

  • Con efectos desde el 1 de abril si la solicitud se formula entre el 1 de enero y el 31 de marzo.
  • Con efectos desde el 1 de julio si la solicitud se formula entre el 1 de abril y el 30 de junio.
  • Con efectos desde el 1 de octubre si la solicitud se formula entre el 1 de julio y el 30 de septiembre.
  • Con efectos desde el 1 de enero del año siguiente si la solicitud se formula entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre.

Las bases mínima y máxima de cotización en 2019 son 944,40.-€ y de 4.070,10.-€ mensuales, respectivamente.

Atendiendo a la edad que se tenga el 1 de enero, la base de cotización que se puede elegir en 2019 está limitada:

  • Si el 1 de enero de 2019 todavía no se han cumplido 47 años, podrá elegir cualquier base de cotización dentro de los límites mínimos y máximos indicados anteriormente (944,40.-€ y 4.070,10.-€).
  • La misma regla se le aplicará si el 1 de enero tenía 47 años y su base de cotización en diciembre de 2018 fue igual o superior a 2.052.-€. Si su base en dicho mes fue inferior, no podrá elegir una base superior a 2.077,80.-€ mensuales, salvo si ejercitas su opción antes del 30 de junio de 2019 o salvo si es el cónyuge supérstite del titular de un negocio y, como consecuencia del fallecimiento de éste, ha tenido que ponerse al frente de dicho negocio y darse de alta en el RETA con 47 años de edad (en estos casos no hay limitación de bases).
  • Si el 1 de enero de 2019 ya tenías 48 o más años, sólo podrás elegir una base de entre 1.018,50 y 2.077,80 euros, salvo si es el cónyuge supérstite del titular de un negocio y, como consecuencia del fallecimiento de éste, ha tenido que ponerse al frente de dicho negocio y darse de alta en el RETA con 45 o más años de edad, en cuyo caso la elección de bases estará comprendida entre las cuantías de 944,40 y 2.077,80 euros mensuales.

No obstante, la base de cotización de los autónomos que con anterioridad a los 50 años hubieran cotizado en cualquiera de los regímenes del sistema de la Seguridad Social cinco o más años tendrá las siguientes cuantías:

  • Si la última base de cotización acreditada hubiera sido igual o inferior a 2.052.-€ mensuales, se habrá de cotizar por una base comprendida entre 944,40.-€ mensuales y 2.077,80.-€ mensuales.
  • Si la última base de cotización acreditada hubiera sido superior a 2.052.-€ mensuales, se habrá de cotizar por una base comprendida entre 944,40 euros mensuales y el importe de aquélla incrementado en un 7%, con el tope de la base máxima de cotización.

Por otro lado, la base mínima de cotización de los autónomos societarios (es decir, socios que poseen el control efectivo de su sociedad y que aparte trabajan en ella) y de los autónomos que en algún momento del año 2018 hayan tenido contratado a su servicio (de manera simultánea) un número de trabajadores por cuenta ajena igual o superior a diez es de 1.214,10.-€.