Laboral y RRHH: Si por la actividad que realiza su empresa, tiene previsto contratar a nuevos trabajadores para cubrir un exceso de pedidos que va a tener durante estas fiestas de Navidad, debería firmarlos como contratos eventuales por circunstancias de la producción, ya que es el tipo de contrato que se utiliza para atender excesos de pedidos o acumulación de tareas, o cuando las circunstancias del mercado así lo exijan. Cuando se lleven a cabo, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Indicar con precisión y claridad la causa de su contratación. En las fechas en las que estamos, podría ser de esta forma: “Cubrir el eventual incremento en la demanda de productos con motivo de la campaña de Navidad”. Si por el contrario, se refleja una causa genérica (como “un aumento de pedidos”), el contrato se presumirá celebrado en fraude de ley, y los afectados podrán reclamar su condición de indefinidos.
  • Reflejar una duración que por ejemplo, en el caso expuesto como ejemplo anteriormente, cuadre con su exceso de pedidos (por ejemplo, hasta el 5 de enero). Si posteriormente quiere prolongarlo, podrá firmar una única prórroga, siempre que continúen las causas de la temporalidad y la duración no se prolongue más allá del tope de seis meses previsto por la ley y hasta doce si lo prevé su convenio.