LABORAL Y RRHH: El Falso Autónomo

Desde el 1 de enero de este año, si contrata a un autónomo y el trabajo que realiza cumple con los requisitos de una relación laboral ordinaria (las tareas se realizan bajo su dirección, usted asume los riesgos de la actividad…), la ley dice que dicho empleado es un falso autónomo. La Seguridad Social le reclamará las cotizaciones en el Régimen General de los últimos cuatro años con un recargo. En cuanto al falso autónomo, podrá reclamar su condición de fijo, las diferencias salariales del último año respecto al salario del convenio y una indemnización por despido improcedente al término de la relación, además de que también podrá reclamar la devolución de las cuotas abonadas en el RETA. Además de todo esto:

  • La ley contempla un nuevo tipo de infracción grave para evitar el uso fraudulento de la figura del autónomo por las empresas . Se tipifica como infracción grave que una empresa comunique la baja de un trabajador en el Régimen General, pese a que continúe la misma actividad laboral o mantenga idéntica prestación de servicios sirviéndose de un alta indebida en el RETA.
  • Esta infracción se sancionará con una multa de 3.126 a 6.250 euros en su grado mínimo, de 6.251 a 8.000 euros en su grado medio, y de 8.001 a 10.000 euros en su grado máximo. Se considerará una infracción por cada uno de los trabajadores afectados.