Laboral y RRHH:

En al 2017, una Sentencia Europea (TEDH 05-09-2017), daba las pautas de cómo llevar a cabo el control empresarial en el uso de las herramientas informáticas puestas a disposición de los trabajadores; habiendo prohibido el uso personal previo y habiendo notificado que se pueden monitorizar previamente.

Hace unos meses, el Tribunal Supremo ha declarado procedente el despido de un trabajador cuyo incumplimiento fue detectado por la empresa tras acceder a su correo electrónico (Sentencia TS 08/02/2018). El Supremo indica que se cumplen los requisitos fijados por la Sentencia Europea.

Dado las actuaciones llevadas a cabo por la empresa expuestos en la Sentencia, la medida tomada por la empresa supera el triple juicio de proporcionalidad (idoneidad, necesidad y proporcionalidad), y es por esto por lo que el despido es procedente.