Legal: El pasado 24 de enero de 2019 se publicó en el BOE la resolución por la que se deroga el Real Decreto-ley 21/2018, de 14 de diciembre, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler.

Entre otras medidas, dicho real decreto-ley establecía como novedad que, en los contratos de alquiler de vivienda para uso estable y permanente, los arrendatarios quedaban exentos de satisfacer el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP).

Como consecuencia de dicha derogación, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • En caso de contratos de alquiler de vivienda para uso permanente que hayan sido formalizados entre el 19 de diciembre de 2018 y el 23 de enero de 2019 (plazo durante el cual el real decreto-ley ha estado en vigor), los arrendatarios están exentos de satisfacer el ITP.
  • En caso de contratos formalizados a partir del 24 de enero de 2019, y mientras que la normativa no sea nuevamente modificada, el ITP vuelve a ser exigible.